¿Se puede vivir con un smartphone de 50 euros? Esta es nuestra experiencia

En Actualidad Gadget puedes seguir bien de cerca los últimos lanzamientos de la élite de la tecnología, sin embargo, siempre tenemos un ojo bien puesto en el ámbito de democratización de esta misma. Con ello queremos decir que no todos los usuarios están dispuestos a (ni necesitan) gastarse cientos de euros en telefonía móvil. Es por ello que ha surgido un fenómeno lowcost en la telefonía que está cambiando en modo en que percibimos a estos cacharros.

Está claro que cierto tipo de teléfonos inteligentes se han convertido en un elemento aspiraciones, las grandes marcas luchan por lo que se conoce como “el buque insignia”, el mejor teléfono móvil de cada compañía, al menos en cuanto a calidad, pero… ¿qué pasa con el precio? En Actualidad Gadget queremos analizar cómo es el día a día con lo que se conoce como un smartphone lowcost y saber si realmente se puede vivir de la mano con él.

Está claro que la telefonía low cost abandona ciertos aspectos de los teléfonos que cuestan cientos de euros y que se pueden considerar añadidos sin demasiada sustancia. Sin embargo, lo que realmente queremos abordar hoy en Actualidad Gadget es hasta qué punto un smartphone lowcost puede pasar de ser un dispositivo que que cubre unas necesidades básicas, a convertirse en una verdadera pesadilla… o no. Porque os adelantamos que nuestra conclusión al respecto de cómo funciona esta telefonía móvil low cost ha sido mucho más llevadera de lo que podíamos imaginar. Vamos pues a hacer un recorrido por nuestra experiencia de un mes utilizando un teléfono que cuesta menos de cincuenta euros.

Pasamos de un iPhone a un teléfono que cuesta menos de 50 euros

Qué teníamos y qué tenemos ahora, esa es la clave para comprenderlo. No sólo vamos a pasar el trago de utilizar un teléfono Android de gama alta como podría ser el Samsung Galaxy S8 o el LG G6, en esta ocasión hemos querido elevar al máximo la dificultad, y hemos pasado de un iPhone 6s, cuyo sistema operativo es iOS, a un teléfono que cuesta menos de 50€. Aún siendo un dispositivo de finales del año 2015, el iPhone 6s se encuentra aún en la élite de la telefonía móvil en cuanto a características, disponemos de un procesador y GPU de lo más potente del mercado, capacidades 3D Touch, lector de huellas dactilares, un panel frontal de bastante calidad (LCD), un sistema operativo optimizado y una buenísima cámara fotográfica.

Ahora vamos a pasar a utilizar un Doogee X5 Pro, un teléfono “chino” donde los halla, bastante lejos en cuanto a optimización y calidad de accesorios de lo que estábamos acostumbrados. En definitiva, este experimento podría ser una buena forma de entender la telefonía móvil actual, o resultar ser un total fracaso.

Doogee X5 Pro 4G, review de un teléfono ultra low-cost

¿Qué nos encontramos con este Doogee X5 Pro 4G? Pues básicamente un dispositivo de bajo coste que no te podrás ni imaginar. Me llegó una notificación de lo que podría ser un chollo, un smartphone que cuesta menos de 50€, más exactamente costaba 42€. Este dispositivo se parece en cuanto a diseño muy mucho al BQ Aquaris E5. Vamos a empezar con el diseño, sobriedad y minimalismo, tenemos un chásis en plástico, una carcasa trasera envolvente de mismísimo PVC, y un panel frontal plano (nada de bordes 2.5D). El diseño, como hemos dicho, minimalista al máximo, ahorrando en un aspecto donde un teléfono low cost no debería destacar. Debería haber escogido la versión en negra, pero en esta ocasión trasera blanca y frontal negro ha sido el elegido. Delante nos encontramos con tres botones capacitivos no retroiluminados, y la cámara frontal, en el lateral derecho el botón de Power y de volumen, mientras que la parte trasera se queda para la cámara y el flash. Por último, en la parte superior tenemos el microUSB y el Jack 3,5mm, así como el altavoz en la parte inferior.

En cuanto a las características, empezamos con su panel IPS de 5 pulgadas con resolución HD (720p), la verdad es que es uno de los aspectos más sorprendentes, se defiende bastante bien, teniendo en cuenta el precio del dispositivo. Quizás le falte un poco de brillo. Mientras, en el interior nos encontramos un procesador de bajísima gama, el Mediatek MTK6735 de supuestos 64 bits, acompañados de 2GB de RAM que en principio nos serían suficientes para manejar un importante número de aplicaciones (el aspecto más sorprendente de este dispositivo). Dispondremos de 16GB de almacenamiento interno que podrá ser expandido mediante su tarjeta microSD.

En cuanto a las cámaras, literalmente hemos vuelto al año 2006, nos encontramos con 5MP en la cámara trasera y 2MP en la parte delantera, el resultado es el que cabe esperar, paupérrimo… En cuanto a conectividad, vamos a disponer de nada menos que datos móviles 4G LTE, acompañado de un WiFi con un alcance que se defiende bastante bien y Bluetooth. Obviamente, como casi todo teléfono chino, tenemos un doble slot para tarjetas SIM así como el hueco para ampliar el almacenamiento con otra microSD, que no podrá superar los 32GB totales.

  • Fotografía tomada con la cámara del DooGee X5 Pro

Foto con el DooGee X5 Pro

En cuanto al sistema operativo, mi versión la recibí con nada menos que Android 6.0 Marshmallow, otro punto a favor. Si bien es verdad que la capa de Doogee es bastante intensiva, algo de lo que hablaremos más adelante. A grosso modo esto es todo lo que os puedo contar de las características técnicas que posee el Doogee X5 Pro 4G. Ahora lo importante, el dispositivo lo adquirí en Amazon a una reconocida tienda, precintado y nuevo, por tan sólo  49,99€, aunque me aplicaron un descuento de otros 7,99€.

Primer contacto con el dispositivo low cost, adiós al iPhone

Lo primero es encenderlo, y primer trauma. El dispositivo viene repleto de aplicaciones de dudosa procedencia y con una más dudosa aún utilidad. Sin embargo, como cacharrero que soy, sabía que tenía fácil solución. Tocó arrancar mi PC con Windows 10 y realizar root al dispositivo. Una vez realizado el root pude instalar un limpiador de aplicaciones y proceder a desinstalar de raíz todas las que no me generaban confianza. Alrededor de una hora después, el teléfono ya estaba listo para ser usado por mi, limpio. Ahora vamos a la Google Play Store, el segundo gran paso. La tienda de aplicaciones de Google y la de iOS tienen poco o absolutamente nada que ver, sin embargo, también tengo experiencia con la misma, así que procedí a descargar literalmente las mismas aplicaciones que tenía en mi teléfono principal.

Ya estamos listos, teclado nuevo, launcher nuevo, aplicaciones nuevas… Poco más de dos horas después ya tenía todo lo necesario en el dispositivo para poder salir a la calle con él.

Comenzábamos a gestionar el correo con Newton, a ponerme en contacto con el equipo de redacción a través de Telegram, a realizar llamadas constantemente… ese ha sido mi día a día desde que lo adquirí, unas semanas después puedo decir que efectivamente se puede vivir con un dispositivo low cost, pero a qué precio. Es cierto que he perdido cámara, por ejemplo, no puedo acudir a los eventos únicamente con el Doogee X5 Pro 4G, no os gustarían ver las fotografías de la review de turno realizadas con esa cámara. Sin embargo, el general de las tareas de mi día a día como la gestión del correo electrónico, la navegación web, la coordinación del equipo de Actualidad Gadget, todo es posible. Os dejo un ejemplo de las aplicaciones que tengo instaladas:

  • Mi Movistar
  • Google Drive
  • Google Crhome
  • Pocket
  • Spotify
  • Trello
  • Twitter
  • WhatsApp
  • Newton
  • Gboard
  • Nova Launcher
  • Facebook Lite

Efectivamente, este dispositivo no va a poder ejecutar lo mejor en cuanto a gráficos, de hecho no lo recomiendo en absoluto para jugar, o para cualquier tarea de procesamiento más exquisita como editar fotografía, olvídalo, estamos ante un teléfono verdaderamente low cost.

Mis conclusiones tras dos semanas de uso

Mi conclusión es bastante esclarecedora en este aspecto, definitivamente un usuario medio puede hacer uso de este tipo de teléfonos móviles low cost. De hecho, podría llegar a decir que es el teléfono idóneo para los poco amantes de la tecnología, la gente mayor, la gente muy joven… No he tenido problemas de cobertura, aunque he de mencionar ciertos problemas de batería los primeros días de uso, al parecer no estaba correctamente calibrada, algo que cambió con las dos o tres primeras cargas completas, el dispositivo aguanta un día completo sin un uso demasiado continuo.

Sin embargo, he de admitir que yo he realizado root y una limpieza del equipo previa a su utilización sin la cual el funcionamiento del mismo no sería exactamente el que he contado en estas líneas, y que el común de los usuarios de Android, sinceramente, no realizan. Es por ello, que difícilmente acabarían por dominar el dispositivo estos anteriores usuarios, a no ser que contaran con la ayuda de alguien que conozca al dedillo el tema de las ROMs. No recomendaría en absoluto dejar las aplicaciones de SPAM literal que el teléfono incluye, es el precio a pagar cuando te haces con un dispositivo con estas características por tan sólo 42€.

Definitivamente, mi situación laboral y profesional me invita a invertir más en telefonía móvil, y he vuelto rápidamente a mi iPhone 6s, sin embargo, ahora el Doogee X5 Pro también forma parte de alineación geek, digamos que es mi teléfono compañero, el de batalla. Sí, se puede vivir y hacer vida normal con un smartphone de menos de 50 euros.

Pros y contras de utilizar un teléfono low cost

Pros de utilizar un teléfono low cost

  • El teléfono no se convierte en una preocupación económica, generalmente me siento más seguro dándole uso en cualquier tipo de situaciones, total, me costó 42€.
  • Dejas de darle importancia al sistema aspiracional de telefonía móvil.
  • Te sorprendes lo que es capaz de hacer algo tan barato.
  • Efectivamente, cumple con las principales aplicaciones del uso diario: WhatsApp, Facebook, Gmail…etc.
  • Podemos invertir el dinero que ahorramos en otro tipo de productos tecnológicos.

Contras de utilizar un teléfono low cost

  • Definitivamente no sirve como cámara fotográfica.
  • Pierdes comodidades accesorias (sin las que se puede vivir).
  • El SAT de este tipo de productos suele estar a la altura del precio.
  • Definitivamente el entretenimiento no cabe dentro de las posibilidades.
¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

General, Noticias

Miguel Hernández

Graduado en Derecho por la UAL. Siento verdadera pasión por tecnología y el entretenimiento digital. Transmitiendo lo que conozco, como mejor sé.

2 comentarios

  1.   Katobest dijo

    Tengo ese telefono, ademas de un iphone y tengo que decir que ademas esta el tactil. Olvidate de escribir con fluidez en un telefono de 50€. Es dificil habituarse, pero se consigue. Curioso articulo. Saludos!!

    1.    Miguel Hernández dijo

      Buah, razón total, escribir medio rápido es misión imposible. Saludos Katobest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *