Sonos Ray es buena, es bonita y el precio no será una excusa [Análisis]

Sonos es una firma que conocemos en profundidad, una marca que a pesar de la incontestable calidad de sus productos siempre ha tenido una barrera para el gran público: El precio. Este ya no será una excusa con la llegada de la Sonos Ray, la última barra de sonido que hemos probado y que sin renunciar a nada, resulta ser la más económica.

Analizamos en profundidad la nueva Sonos Ray, la barra de sonido dispuesta a sentarlas bases del mercado y el buen sonido al mejor precio. Descúbrela con nosotros, te contaremos todo lo que debes saber acerca de ella, su configuración y sobre todo su análisis.

Materiales y diseño: Marca de la casa

Esta Sonos Ray ha conseguido alejarse del diseño de la Sonos Beam, la que hasta el momento era la barra de sonido más económica de Sonos disponible en el mercado. Es más corta pero más ancha, con una profundidad hacia atrás que incluso llama la atención, pero que invita a su colocación en los huecos del mueble de la televisión. Sin embargo, mantiene la rejilla punteada de la parte frontal, los controles táctiles en la parte superior y por supuesto, las conexiones de la parte trasera.

Como siempre, la podemos adquirir en dos únicos colores, negro mate y blanco mate. Sus medidas son de 559 x 955 x 71 milímetros para un peso total de 1,95 Kilogramos, bastante menos que la Sonos Beam, algo que sorprende en el unboxing.

La disposición de los altavoces queda por completo para la parte trasera, por lo que no tendremos problemas en su colocación o disposición, especialmente si la situamos justo debajo del televisor. A su vez, dispone de dos anclajes para los típicos soportes de pared ya habituales en Sonos, en la parte trasera.

Este detalle es curioso, pero tiene las medidas perfectas para ponerla en un hueco de los clásicos muebles de salón de IKEA… ¿casualidad? Una vez más Sonos ha fabricado un producto que se ve minimalista y se siente premium.

El sonido, lo más importante

La calidad de sonido, como sucede con la fabricación, tiene un estándar de calidad elevado en la firma, de ahí su contenido catálogo. No obstante, a Sonos le gusta guardarse bien los secretos técnicos de sus dispositivos, por más que intentamos adentrarnos en ellos. Sea como fuere, la disposición de la barra Sonos Ray cuenta en su interior con:

  • Cuatro amplificadores digitales de Clase-D ajustados a la estructura acústica de la barra.
  • Dos altavoces de medios de alta eficiencia para ajustarse a los graves y las frecuencias vocales.
  • Dos tweeters ajustados para ofrecer una respuesta nítida a altas frecuencias.

Lamentablemente no te puedo dar rangos de frecuencia ni potencia en watios, es algo que a mi también me sorprende, pero que forma parte de la magia de Sonos, puedes pensar que esconden algo, pero una vez lo pones en marcha, no descubrirás qué es. Los formatos de audio compatibles son:

  • PCM Estéreo
  • Dolby Digital
  • DTS Digital Sourround

Para ofrecer el sonido más delicado posible emplea la tecnología Bass Reflex System ajustada a la acústica de este dispositivo en concreto, además del sistema TruePlay que a través del dispositivo iPhone analizará el entorno y redireccionará virtualmente el sonido al lugar donde debe llegar.

El resultado es un sonido bastante equilibrado, versátil, y es que diferencia bien entre la música y el cine, llenando bien un salón pequeño o mediano.

¿Por qué es más económica?

Vamos al grano, esta Sonos Ray cuesta 299 euros, que son 200 euros menos que la siguiente barra de sonido más económica de la firma, la Sonos Beam, y exactamente 700 euros menos que el flagship de la marca, Sonos Arc, entonces… ¿por qué cuesta menos?

Sencillo, Sonos ha eliminado el puerto HDMI-ARC, es decir, la conectividad directa se limita a un cable óptico de sonido, por tanto, para reproducir el contenido de nuestro televisor deberemos ajustar la salida del cable óptico y manejar el volumen a través del ajuste del propio televisor.

Esto permite un estándar de calidad altísimo, las salidas ópticas de audio están a la altura (o mejor) que el HDMI, pero te limita en cuanto a la interacción con el televisor.

Evidentemente, también perdemos por el camino la compatibilidad con el sonido virtualizado Dolby Atmos, por lo que nos quedamos en un estéreo PCM tradicional. Por último, tampoco tenemos micrófonos y por tanto, no será compatible con los asistentes virtuales, entre ellos el nuevo «Hey Sonos» anunciado por la marca.

Pero sigue siendo el Rey… que diga Sonos

Evidentemente, un dispositivo Sonos, es un dispositivo Sonos. Para ello dispone de la aplicación que te permitirá ajustar una mejora del diálogo, importantísima para que se escuchen las voces por encima de los ruidos y la música de las películas.

Podremos reproducir a través de Spotify Connect desde Sonos o Spotify directamente nuestra música favirota, también compatible con Apple Music, Deezer y otros proveedores, sin perder de vista el hecho de que es un dispositivo con conectividad WiFi compatible con AirPlay 2 de Apple, por lo que la reproducción de música en streaming y en directo no tiene límites.

La conectividad se basará en el WiFi 802.11n, o en caso de necesitarlo a través del cable de red Ethernet 10/100 que viene incluido en el dispositivo. Para ayudarnos en el día a día, dispone de un receptor de IR que nos ayudará con el manejo de la televisión y el volumen de forma rápida.

Para ajustarla, tan sencillo como descargar la aplicación Sonos, gratuita para Andriod y para iOS/iPadOS en la que realizará una búsqueda rápida y localizará tu Sonos Ray al instante, el resto es cuestión de darle a «siguiente» y esperar. Si te quedas con dudas, el vídeo que acompaña esta reveiw incluye un pequeño tutorial de configuración de la Sonos Ray.

Opinión del editor

Me gusta que me lo pongan así de fácil, y es que si en la gama media/alta siempre hemos recomendado Sonos Beam, en el rango de precio de la Sonos Ray, es decir a partir de los 200 euros, no puedo recomendar otra barra de sonido que no sea esta.

Si la ausencia de Dolby Atmos, asistente de voz virtual y el HDMI eARC es para ti un escollo salvable (la mayoría de dispositivos carecen de uno o ambos de estos accesorios), sin duda la Sonos Ray es por calidad-precio, la mejor del mercado.

El dispositivo está a la venta por 299 euros tanto en la web oficial de Sonos y en Amazon, como en los puntos de venta habitual (El Corte Inglés y FNAC).

Sonos Ray
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
299
  • 80%

  • Sonos Ray
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 4 de junio de 2022
  • Diseño
    Editor: 95%
  • Conectividad
    Editor: 80%
  • Calidad de audio
    Editor: 90%
  • Configuración
    Editor: 95%
  • Calidad-Precio
    Editor: 90%

Pros y contras

Pros

  • Calidad de sonido/li>
  • Diseño y materiales premium
  • Fácil configuración
  • Conectividad inalámbrica con todo

Contras

  • Ausencia de asistentes virtuales
  • Ausencia de HDMI

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.